Eugenia Lerner
 
 

 

El tiempo que llevan las cosas

Escrito por: Eugenia Lerner

 

J.T. Garret, en su libro La medicina de los Cherokees. La vía de las buenas relaciones, expresa de esta manera la actitud de los nativos americanos en relación con el tiempo: “La Madre Tierra tiene sus propios y particulares ritmos, que señalan el comienzo y el fin de las cosas. El llamado ‘Tiempo Indio’ dice que las cosas comienzan cuando están listas y concluyen cuando están terminadas”.

En la Antigua Grecia –cuna de nuestra cultura occidental– existían dos dioses que representaban dos aspectos diferentes del tiempo: Cronos y Kairós. Cronos era el tiempo reloj, el que se podía medir (de allí se deriva el término cronológico) mientras que Kairós, era el tiempo indeterminado que se refería al momento adecuado u oportuno para las cosas. De esta manera, Kairós era muy semejante al Tiempo Indio.

En el siglo XX, nació un nuevo concepto de tiempo, al que llamaré Supercronos. Sus padres  fueron Ciencia y Tecnología. Supercronos recibió todo tipo de alimentos y atenciones: uno de sus nutrientes favoritos fueron los bytes, los megas y las gigas. De este modo, adquirió muchos poderes. Con ellos, creó la Informática e Internet y transformó la industria, la producción agrícola, los medios de comunicación y de transporte, y muchas cosas más.

Como todos sabemos Supercronos es un dios muy venerado hoy en día, principalmente porque tuvo muchos “hijos” que se ocuparon de acelerar y aliviar nuestro trabajo. Todos conocemos a algunos de ellos, tales como la computadora, Internet, los robots, la fast-food y el supermercado.
Supercronos no quiso ocasionarnos problemas, solo quiso ayudarnos a lograr mejores cosas en menor tiempo. Sin embargo, nuestra pasión por él llegó a ser tan desmedida que nos hizo olvidar –a veces hasta rechazar– a sus compañeros inseparables, Cronos y Kairós.

Por eso hoy, algunas personas esperan que una profunda herida de amor se sane en unos pocos días. Otras, que no haya filas de espera en ningún lado. Otras, ser expertas en algo en brevísimo tiempo, y también están las que se decepcionan si su proyecto o negocio no prospera a las pocas semanas de iniciado.

Nosotros podemos erigir a Supercronos a la categoría de dios supremo, pero Cronos y Kairós siguen existiendo. Cronos como el tiempo reloj de las cosas y Kairós como el más humano de los tiempos.

 

 

Volver al índice de artículos